¿Cómo funciona el cerebro?

0

Cómo funciona el cerebro es algo que mucha gente se ha preguntado, pero a día de hoy aún hay muchas cosas que se nos escapan sobre esta gran máquina, una máquina viva muy compleja de la que queda aún mucho por descubrir.

Como funciona el cerebro
Fuente: johnhain

Continuamente se vienen haciendo estudios sobre el funcionamiento de este órgano, pero aunque parezca que se avanza en el conocimiento sobre él, aún son muchos los enigmas que esconde y que tardaremos en descubrir. Lo que si sabemos a ciencia exacta, es que esta “máquina” es la responsable del buen funcionamiento de nuestro organismo, y que un pequeño fallo en él, puede hacer que todo el engranaje de nuestro cuerpo falle.

Nadie sabe cómo funciona el cerebro al 100%

Del cerebro se conocen muchas cosas, así como sus distintas partes o que están formadas por millones de neuronas interconectadas unas con otras, pero nadie sabe cómo funciona todo eso internamente. Llegar a conocer todo eso, significaría poder comprender todas sus capacidades y sus límites para el pensamiento, las emociones, el amor, el razonamiento y un sinfín de estados más.

Lo que a todo científico le interesaría conocer es cómo toda esta red de neuronas funciona internamente, pero lograrlo es una tarea muy compleja, siendo uno de los mayores obstáculos con los que se encuentran los científicos el concepto de conciencia, ya que todo el mundo en alguna parte de nuestro cerebro somos conscientes de nuestros pensamientos y la forma de actuar. Sabemos que lo sabemos, pero no el motivo de por qué ocurre esto.

Factores que influyen en el funcionamiento de nuestro cerebro

Como funciona el cerebro
Fuente: Wikimedia

Aunque aún queda mucho camino por recorrer para conocer el funcionamiento de nuestro cerebro, sin saber a ciencia exacta si alguna vez conseguiremos entenderlo completamente, si se saben algunos aspectos de como mejorar su funcionamiento y tenerlo siempre activo de la mejor forma posible.

  1. Comer menos, ayuda a mantener el cerebro más joven. Esto es debido a una molécula conocida con el nombre de CREB1, que se activa cuando nuestra dieta es más restrictiva. Cuando se activa, se pone en marcha genes ligados a la longevidad y al buen funcionamiento de nuestro cerebro. Así que ya sabéis, abusar de la comida puede hacer que nuestro cerebro envejezca más rápido.
  2. Relación entre la red de amigos en Facebook y el tamaño de nuestro cerebro. Esto que parece una guasa ha sido comprobado científicamente por el Instituto de Neurociencias Cognitivas del University College de Londres que afirma que el número de amigos que tengamos en Facebook, es proporcional al tamaño de varias regiones de nuestro cerebro.
  3. El éxito y el fracaso ayudan a activar todo el cerebro. Tener éxito a la hora de realizar algo o fracasar en nuestro objetivo hace que prácticamente toda la región de nuestro cerebro se active, en vez de hacerlo sólo una zona determinada.
  4. Vitamina B12, fundamental para su tamaño. Según parece, el tamaño del cerebro se puede ver reducido si nuestra dieta es pobre en vitamina B12. Si no queremos que esto ocurra, es recomendable tomar pescado, carne o huevos.
  5. Ejercicio para que el cerebro no se canse. Hacer ejercicio no sólo activa a los músculos de nuestro cuerpo, sino que también hace que el cerebro esté más activo, consiguiendo reducir el cansancio mental.
  6. Nuestro cerebro está encogiendo. Todo apunta a que nuestros antepasados tenían un mayor tamaño de cerebro, aunque esto no significa que fueran más listos. Según los estudios, parece que desde el Homo Sapiens hasta nuestros días, nuestro tamaño se ha reducido un 10%, pasando de los 1500 centímetros cúbicos, a los 1359 centímetro cúbicos actuales.
  7. Las personas distraídas tienen más materia gris en su cerebro. Al parecer los últimos estudios han revelado que aquellas personas que se distraen con cualquier cosa, es debido a un grupo de neuronas del lóbulo parietal superior, que son las encargadas de mantener la atención en lo que estamos haciendo.
  8. Identificada la zona del cerebro encargada de controlar la vergüenza. Todo apunta a que la región de nuestro cerebro que controla nuestro estado de vergüenza, está localizada en la corteza cingulada pregenual anterior.

¿Alguna vez os habíais preguntado la forma que tiene de trabajar nuestro cerebro? Si tienes algo que añadir, te invitamos a que lo compartas con todos nosotros.

Dejar respuesta