Ensanchando el alma

En entradas que escribí anteriormente, uno de los temas recurrentes era la pérdida de sensibilidad de la sociedad, como en el post de Charles Bukowski, donde se realizó una crítica a un sistema envenenado, o como en el post de «La república» de Platón donde mencionábamos la justicia, y el miedo a que el poder residiera en gente sin moral alguna. Sin embargo hoy traigo una entrada para nosotros, para la posición que podemos tomar los ciudadanos normales, de cara a un sistema tan depredador.

Lo hago a través de una de mis pasiones, la música, y en concreto el Rock, donde podemos encontrar letras realmente brillantes, y que, nunca mejor dicho, si las siguiéramos «al pie de la letra», seguramente muchas cosas cambiarían.extremoduro

Os hablo de una canción de Extremoduro, llamada «Ama, ama, ama, y ensancha el alma», el título lo dice todo, pero después de ver la letra nos adentramos más en ella.

Ama, ama y ensancha el alma.
Quisiera que mi voz fuera tan fuerte
que a veces retumbaran las montañas
y escucharéis las mentes social-adormecidas
las palabras de amor de mi garganta. 

Abrid los brazos, la mente y repartíos
que sólo os enseñaron el odio y la avaricia
y yo quiero que todos como hermanos
repartamos amores, lágrimas y sonrisas. 

De pequeño me impusieron las costumbres
me educaron para hombre adinerado
pero ahora prefiero ser un indio
que un importante abogado. 

Hay que dejar el camino social alquitranado
porque en él se nos quedan pegadas las pezuñas
hay que volar libre al sol y al viento
repartiendo el amor que tengas dentro.
Ama, ama y ensancha el alma, Ama, ama y ensancha el alma

Una canción para despertar conciencias dormidas o sedadas, por el estado del descrédito, y donde nos dejamos llevar en una ola de poder corrupto. No somos capaces de reaccionar de una manera positiva, simplemente hacemos caso a la expresión «Si no puedes con tu enemigo, únete a él», buscando el éxito sin moral, olvidando nuestros principios, dejando de ser libres, y participando en el juego del dinero sin ningún escrúpulo.

En un momento del camino, perdimos el verbo AMAR, y por el mismo recorrido nos encontramos el verbo ODIAR.

Esta canción nos lleva a amar, a volar, a ser libres, a preferir unos principios que a un beneficio, eligiendo en una gran metáfora, ser un indio que un importante abogado. Tenemos que repartir nuestros sentimientos, que es lo mejor que tiene el ser humano. Y tenemos que ensanchar el alma.

Ensanchar el alma, para cada persona puede ser una cosa diferente, pero para mí es ser libre, no cerrar puertas y tener una mente lo más abierta posible, ser capaz de comprender, de explicar, ser una persona cuyos principios vayan siempre por delante. Y lo mejor de hecho, de ensanchar el alma, es que no solo se puede llevar al terreno de los ideales políticos o sociales, sino también a lo personal, yo mismo no hace mucho, tomé una decisión que pensé que nunca haría, y sin duda acabó en algo muy bueno.

Por eso os aconsejo que améis y ensanchéis el alma, sed vosotros mismos, y la vida solo os deparará cosas positivas, aunque sólo sea para vuestras conciencias. Os dejo con el vídeo de la canción de Extremoduro. ¡Espero que os guste!

Dejar respuesta