Mil veces tuve que estrellarme…

«Mil veces tuve que estrellarme para darme cuenta que sí puedo volar.»

Me la envío mi amiga Eva, y adorna algún que otro túnel en el Camino de Santiago, solo encontré en Internet esta referencia, de donde sale la foto de esta entrada.

Dejar respuesta