Nos sobran los motivos

Este adiós, no maquilla un hasta luego.
Este nunca, no esconde un ojalá.
Estas cenizas, no juegan con fuego.
Este ciego, no mira para atrás.

Este notario, firma lo que escribe.
Esta letra, no la protestaré.
Ahórrate el acuse de recibo,
estas vísperas son las de después.

A este ruido, tan huérfano de padre,
no voy a permitirle
que taladre un corazón podrido de latir.

Este pez, ya no muere por tu boca.
Este loco, se va con otra loca.
Estos ojos ya no lloran más por ti.

Esta sala de espera sin esperanza,
Estas pilas de un timbre que se secó,
Este helado de fresa de la venganza,
Esta empresa de mudanza,
Con los muebles del amor.

Esta campana mora en el campanario,
Esta mitad partida por la mitad,
Estos besos de Judas, este calvario,
Este look de presidiario,
Esta cura de humildad.

Este cambio de acera de tus caderas,
Estas ganas de nada menos de ti,
Este arrabal sin grillos en primavera,
Ni espaldas con cremalleras,
Ni anillos de presumir.

Esta casita de muñecas de alterne
Este racimo de pétalos de sal,
Este huracán sin ojo que lo gobierne,
Este jueves, este viernes
Y el miércoles que vendrá.

No abuses de mi inspiración,
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo.

Por las arrugas de mi voz
Se filtra la desolación
De saber que estos son
Los últimos versos que te escribo,

Para decir “Con Dios” a los dos
Nos sobran los motivos.

Este nido de pájaros disecados,
Este perro andaluz sin domesticar,
Este trono de príncipe destronado,
Esta espina de pescado,
Esta ruina de Don Juan.

Esta lágrima de hombre de las cavernas,
Esta horma del zapato de Barba Azúl,
Qué poco rato dura la vida eterna
Por el túnel de tus piernas,
Entre Córdoba y Maipú.

Esta guitarra cínica y dolorida
Con su terco knock knocking´in heaven´s door,
Estos labios que saben a despedida,
A vinagre en las heridas,
A pañuelo de estación.

Este ladrón aparcado en tu toga,
La rueca de Penélope en Luna Park,
Estos celos que sueñan que te desnudan,
Esta caracola viuda
Sin la pianola del mar.

No abuses de mi inspiración,
No acuses a mi corazón
Tan maltrecho y ajado
Que está cerrado por derribo.

Por las arrugas de mi voz
Se filtra la desolación
De saber que estos son
Los últimos versos que te escribo,

Para decir “Con Dios” a los dos
Nos sobran los motivos.

de Joaquín Sabina

vía: cosas mias y otras cosas

11 Comentarios

  1. me parece muy importante que desarrolles tus motivos espero que me envies tus sugerencias a mi E-mail

  2. TU PENSAMIENTO ME LLEGO AL CORAZON YA QUE EL PASO QUE DI ES UNA DESPEDIDA Y
    CUANDO DICES ADIOS JAMAS DAS VUELA A TRAZ.

  3. Muchas gracias por pensar y escribir de esa menera tan profunda como lo haces tú.
    Me hiciste reflexionar y pensar muchas cosas con la letra de tu canción.

  4. ES UNA CANCIÓN DE JOAQUIN SABINA ASÍ COMO EL POEMA TAMBIÉN LO ESCRIBIO EL… POR FAVOR NO PIRATEEN… HONOR A QUIEN HONOR MERECE…APARECE EN EL DISCO DOBLE SABINA Y CIA. AUNQUE YA LA HABIA COMPUESTO, BUENO EL POEMA NO… PERO POR FAVOR NO SE CORONEN CON LA CREATIVIDAD DE OTROS

  5. Estoy muy de acuerdo.. Joaquín Sabina es un maestro..
    y aquí, la mediocridad se transpira al por mayor…
    Pero peor que haya quien se traga el cuento de que otra persona lo escribió… y la originalidad¡?¡?

Dejar respuesta