¡Qué suerte tienes!

Hace unos días, me enviaron este mensaje electónico: «Si te has levantado esta mañana con más salud que enfermedad, eres más afortunado que los millones de personas que no sobrevirán esta semana. Si puedes acudir a una iglesia sin temor a ser humillado, arrestado, torutrado o muerto, eres más afortunado que 3.000 millones de personas en el mundo. Si tienes comida en la nevera, ropa en el armario, un techo sobre tu cabeza y un lugar donde dormir, eres más rico que el 75 por cieto de la población mundial. Si tienes algunas monedas en tu cartera, ya estás entre el 8 por ciento más rico de este mundo. Si tus padres aún viven y están casados, eres una persona muy rara. Si puedes leer este mensaje, acabas de recibir una doble bendición: alguien ha pensado en ti y, más aún: eres mucho más afortunado que los más de 2.000 millones de personas de este mundo que no pueden leer». Poco cabe añadir. Disfruta de tus privilegios pero piensa en los demás, da gracias a la vida, ámate y ama.

(Extracto sacado de la revista Psicología Práctica
Pepa Castro
Directora)

Dejar respuesta