Un día te mirarás al espejo y encontrarás a la única persona que te hará feliz el resto de tu vida

0

Dejar que pase el tiempo. Aprender. Aprender a saber que algunas veces se gana y otras se aprende. Y se pierde también. Pero sigue buscando porque llegará el momento de encontrar. Y después de tanto y tanto buscar, te mirarás al espejo y encontrarás a la única persona que va a hacerte feliz el resto de tu vida.

Carta de amor. A uno mismo.

No es nihilismo. No es orgullo, ni prepotencia. Ni siquiera es quererse más de la cuenta. Es el ser fiel a unos valores. A los valores de uno mismo. A bailar cuando ya no puedes más, a seguir adelante cuando no hay nada que perder. Eso sí que es superar la crisis. La peor crisis que puede existir es la de valores. Saltar cuando no puedes más y de vez en cuando, beber una copa de vino.

Descubrir que nada ni nadie va a hacerte más feliz que tú mismo, porque no existe nadie con la capacidad de hacerte sonreír como tú mismo lo haces. Y esa es la esencia. Hay que reír más y preocuparse menos. Hay que dejar de dar importancia a las cosas urgentes y empezar a valorar las cosas importantes.

happy

Hay que soltarse de vez en cuando la melena. Hay que dormir 5 minutos más siempre. O darse una ducha que dure más de lo normal. Hay que hacer pequeñas cosas que nos hacen más felices. Hay que mirarse a uno mismo y decir que eres feliz. Gritar si hace falta. Y llorar aunque no merezca la pena. Sólo así seremos felices. Dejar atrás el miedo y empezar a leer entre líneas lo injusta que es la vida, que por mucho que nos vayan a hacer sufrir, podremos levantarnos al día siguiente y mirarnos al espejo.

Y ver por fin que nosotros vamos a ser la única persona que nos va a hacer felices.

Fotos| Vértigo

 

Dejar respuesta