Lo que quieras pero que te haga feliz

«Pero que te haga feliz», una frase que debía ser la máxima de cada ser. Tenemos en nuestra mano multitud de opciones, tantas que ni somos conscientes de todas las que existen, pero para decidir en cualquier materia, sólo un requisito…que te haga feliz.

Fuente: taringa.net
Fuente: taringa.net

Como si fuera un imperativo categórico de Kant, así debíamos tomarnos esta filosofía de vida y elección para todas nuestras decisiones. No importa de qué hablemos. 

¿El trabajo que desempeñas? Está bien siempre que te haga feliz.

¿La pareja que tienes? Está bien siempre que te haga feliz.

¿La vida que llevas? Está bien siempre que te haga feliz.

Y así con mil decisiones que podemos plantearnos, pero ojo, lo importante es llegar a ese punto, cuestionarnos cada cosa que podemos cambiar en nuestra vida con esa sencilla pregunta, ¿pero me hace feliz? Si la respuesta es afirmativa, perfecto. Si la respuesta es negativa, no lo dudes hay que cambiar algo, y sobre todo, si tienes que pararte a reflexionar si te hace feliz, si tienes dudas, tampoco te sirve.

La vida está para disfrutarla, hacer lo que quieras de verdad, para ser feliz, y no para dudar si lo eres o no. El tiempo es limitado, y las opciones infinitas. ¿El problema? El miedo al cambio. Pero ¿qué miedo debemos tener, si estamos buscando nuestra felicidad? Los cambios asustan, aterrorizan, pero también ilusionan, y si somos positivos en ese cambio, el camino hasta lograr el objetivo será lo mejor de todo el proceso.

Pero hay un problema aún mayor. Cambiar de vida, casa o trabajo, puede costar, no lo dudo, es un proceso difícil y arriesgado, pero tu casa no te echará de menos, sin embargo cambiar respecto a tu relación personal cuesta más, porque se puede dañar a otra persona. Es entonces cuando nos tenemos que llenar de valor, y también de un poco de egoísmo, un egoísmo legítimo, porque vida sólo hay una, y no puedes estar más tiempo con una persona, que por muy buena que pudiera ser, no te hace realmente feliz.

Para terminar el post de hoy recordaros mis dos consejos:

Sea lo que sea, pero que te haga feliz, y el miedo para muchas cosas, pero a los cambios, nunca.

Dejar respuesta