‘Pero el amor, esa palabra…’

0

Un señor argentino llamado Julio Cortázar, al que le gustaba olvidarse el paragüas y salir de la vida real para proyectar otros registros fantásticos. Una literatura sin duda con tendencias vanguardistas, en la que podemos echar a volar la imaginación y cuestionarnos la vida de otra manera, roza el surrealismo. Trata temas como la suerte, el azar, temas humorísticos, el juego, los sentidos y… el amor.

9205ec9d209a97da61438a18e3805025

El amor imposible, el amor a distancia, el amor de cerca y de lejos, con ápices de material surrealista y usando recursos literarios que se aproximan al sarcasmo, la nostalgia, la exageración e incluso el humor.

Un sinfín de tributos al amor y desamor, con infinitas posibilidades de mostrarse ante el amor: indiferencia, pasión, alegría, nostalgia, desesperación, imposibilidad, cercanía, desnudez, sexo, dejadez, locura pero también madurez. Una filosofía de vida. Y es que este poeta nos da instrucciones para dar cuerda al reloj e incluso para llorar. La mitificación de sus poemas se ha conseguido con el tiempo.

b8d17b1128c7107a2a7f56182e62e356 441ad5367c4a4d9bf57ded364242f0a1 51f11104e2d207d780af7c95b880744d 6d931244b8c75a2c9da77ae50bddfd11

Fotos| Pinterest| Tumblr

Dejar respuesta