Filosofía de una vida feliz

Hoy os traigo un video enternecedor, y a la vez una gran lección de vida, se trata una charla motivacional TEDx. En este caso se trata de un discurso de Sam Berns, que tiene 17 años, aunque no lo parezca, y sufre una enfermedad llamada progeria, que es conocida como la vejez prematura. Pues pese a todo Sam nos da una lección de vida, contándonos su filosofía para un vida feliz, todo un ejemplo a seguir.

Fuente: imagenconfrase.com
Fuente: imagenconfrase.com

Sam Berns cuenta como su enfermedad supone envejecimiento celular, tensión en la piel, problemas del corazón, etc., pero aún así cada vez que le preguntan ¿qué debería saber el resto de personas sobre él? Responde: «Que tengo una vida muy feliz». 

Sam dice que lleva a cabo una filosofía para una vida feliz, que se compone de tres pilares básicos:

1. Me conformo con lo que no puedo hacer, porque hay muchas cosas que sí puedo hacer.

2. Rodearse con las personas con la que de verdad quiere estar.

3. Seguir siempre hacia delante.

Lo mejor de esta filosofía para una vida feliz, es que no es necesario estar enfermo de progeria, o cualquier otra cosa, es aplicable a cualquier persona. De hecho para muchos es casi más necesaria que para Sam, que nos demuestra que tiene una fortaleza y un coraje enorme.

Sobre todo es en los momentos más complicados, cuando estamos realmente tocados por cualquier factor, cuando necesitamos tirar de nuestra filosofía, pensar en lo bueno que nos espera, y no en lo desgraciados que podemos llegar a ser. Es algo muy básico, lo sé, pero casi ninguno lo hacemos.

Es lo mismo que le pasó a Lizzie Velasquez, de la que ya hablamos, si cuando la gente le llamaba monstruo, o incluso cuando le decían que lo mejor que podía hacer era quitarse la vida. Lizzie hubiera pensado en lo negativo, y no en lo bueno que tiene en la vida, no podría haber aguantado.

Así que ya sabéis, los tres puntos son muy fáciles de seguir, pero difíciles de aplicarlos en los momentos crudos, sólo hace falta valentía ante la vida. Os dejo con el vídeo de Sam Berns, espero que os guste.

Dejar respuesta