La desconfianza, el cáncer de la pareja

Hoy hablaré de la desconfianza en la pareja, y yo me pregunta ¿cuántas relaciones habrán roto por desconfianza? Ojo, una cosa es lo que venga después de la desconfianza, que pueda desencadenar la ruptura total, pero que ese es el inicio de la mayoría, seguro.

Fuente: todoimagenesconfrases.com
Fuente: todoimagenesconfrases.com

A veces creo que el ser humano no quiere ser feliz, es decir, lo busca, pero no actúa para serlo. Nos empeñamos nosotros mismos en ponernos trabas en ese camino que ya de por sí es difícil. Pues la desconfianza sería una roca enorme que cae en el camino de la felicidad de una pareja, y que una vez que aparece, es muy difícil quitarla de ahí.

La desconfianza es el cáncer de la pareja, si no se pilla pronto el problema, puede hacerse irreversible. Y ¿por qué se da? sinceramente, no lo sé. Podría decir lo típico, porque se quiere mucho a esa persona, porque se tiene miedo a que se termine, porque esa persona tenía X pasado, porque mi pareja es muy sociable, porque mi pareja es muy guapo/a, etc. Pero no, ahí no está el problema, la desconfianza es una enfermedad que la culpa reside en la propia persona únicamente.

Hay quien ve incluso un gesto bonito y de amor que se desconfíe y tengan celos, a mí no me lo parece. Es un síntoma de poca confianza, pero en uno mismo, en las relaciones hay dos opciones, o controlas 24 horas lo que haga esa persona, y esto será el principio del fin, o empiezas a confiar en esa persona, que si te ha elegido a tí, será por algo. Controla lo que puedas abarcar, nunca más.  Y cree un poco en el destino, que si tenéis que estar juntos, lo estaréis. Pero el hecho de desconfiar no cambiará nada sólo irá a peor.

Es más, esa persona si verdaderamente quiere(y puede), te será infiel, y no te enterarás. Con lo cuál antes de volverse loco/a y paranoico/a, es mejor confiar. Porque si está contigo habrá algún motivo, y si está contigo por estar, y te es infiel, tranquilo/a, esa relación tarde o temprano terminará, igual no por eso, y es por otra cosa, pero terminará.

La desconfianza es fallo pero de uno mismo, y haciendo un ejercicio de confianza en la otra persona, lograremos no solo tener una vida en pareja mejor, sino también crecer como personas. Ya lo decía Indira Ghandi:

«La desconfianza es una señal de debilidad»

 

Dejar respuesta