Mejorar el mundo es cosa de todos

A veces tengo la sensación de que somos demasiado egoístas, ya sea consciente o inconscientemente, nos quejamos de miles de cosas casi siempre insignificantes estando rodeados de miles de lujos y cosas innecesarias, nos quejamos de que hay crisis mientras miles de personas se mueren en todo el mundo, mientras que ellos son los que realmente están en una crisis constante.

Algo que se podría solucionar con la participación solidaría de todos los que habitamos en los países más desarrollados, y esto no quiere decir que haya que dar todo lo que se posea, una mínima contribución de cada persona hace una gran contribución. Pero somos tan egoístas que no somos capaces de valorar lo que tenemos a nuestro alrededor y siempre queremos más, destrozamos el medio ambiente y no somos capaces de renunciar a pequeñas cosas que podrían ayudar a mejorarlo.

Y mejorarlo no se tiene que ver como un sacrificio, como algo aburrido, sino como una recompensa espiritual, un favor que le haces a un amigo que en este caso es el mundo o simplemente un ayuda a esos que no han tenido la suerte de nacer en un lugar privilegiado como tú. Deberíamos disfrutar más de las pequeñas cosas de la vida y preocuparnos más por lo que vamos a dejar en el mundo cuando nos vayamos que de todo lo que podemos tener mientras estemos aquí, porque al final no nos recordarán por las cosas que hemos tenido, sino por las cosas que hemos hecho.

Y si nosotros hemos podido disfrutar de este paseo por el mundo, ¿no se merecen disfrutar de él también los que vendrán después?

3 Comentarios

  1. hola es muy bonito lo que hacen bueno sinple el echo k sigan haciendo mas pensamientos ya cuyo los pensamientos son como grandes consejos que nos sirben de un gran valor y de mucho bueno sigan asii a quien coresponda este abiso espero les aiga llegado graciias ♥

Dejar respuesta