No esperes el momento perfecto, coge el momento y hazlo perfecto.

“Y se dio cuenta de que la vida no era eso, la vida es caer y levantarse, y volverse a caer y volver a levantarse; la vida es alegrarte los viernes y joderte los lunes, y abrazarte a quien te abrace y a quien no te abrace pues no te abrazas y punto, y no pasa nada.”

[Película: Sexo en Nueva York]

Nadie dijo que la vida fuera fácil, ni que todo iba a ser perfecto, los momentos malos completan a los buenos y los momentos buenos complementan a los malos. No te pases la vida esperando a que llegue el momento perfecto, la palabra perfecta, la persona perfecta… coge lo que tengas y haz que sea perfecto. Porque tú decides si quieres que algo sea perfecto o no.

No hay mejor ejemplo que el amor para explicar eso, no hay nadie perfecto, el amor hace que la persona que haces te parezca perfecta porque la aceptas con sus virtudes y con sus defectos, lo bueno y lo malo, y cualquier momento vivido a su lado es perfecto de un modo o de otro.

4 Comentarios

  1. Es muy bueno este pensamiento, gracias a la persona que lo escribio y muchas felicidades por hacerlo.

  2. Totalmente de acuerdo, todo puede ser increible si lo enfocamos desde un punto de vista adecuado. 🙂
    Buen pensamiento.

Dejar respuesta